Etiquetas

,

Nunca lo había hecho,  pero una amiga me ha pedido si le podía hacer un pan de espinacas y yo, sin cortarme un pelo,  le he contestado que por qué no. Me ha encantado el resultado y os lo presento para ver que opinais. Las fotos horribles como siempre pero espero que os sirvan de guía.

Los ingredientes son:

100 gramos harina de espelta

400 gramos de harina integral de trigo

1 cucharadita de levadura seca de panadero o 25 gr. de lev. fresca

1 cucharadita de sal

1 cucharada de miel

2 cucharadas de aceite de oliva

1 bolsa de espinacas frescas

300 gramos de agua de hervir las espinacas

La harina de espelta es una subespecie de trigo que tiene miles de años de antiguedad. Tiene más propiedades que la harina de trigo por su mayor contenido en carbohidratos, proteinas, vitaminas minerales y fibra. (si no la encontrais facilmente,  la cambiais por harina de centeno o de trigo integral.

 
He pasado las espinacas sin llegar a hacerlas puré, he mezclado todos los ingredientes cuidando de que no se juntaran la sal y la levadura.  He amasado durante 14 minutos, he dejado levar durante una hora, he desgaseado la masa aplastándola y cerrándola como un sobre y he formado los panes. Los he dejado levar por segunda vez ya formados y luego al horno a 200º durante 20 minutos.
Os lo aconsejo, naturalmente al los que les gusta las verduras.